Para mantenerse competitiva, una empresa debe estar en permanente contacto con las tendencias y realidades del entorno donde opera y a partir de esto, las personas que integran la organización deben tomar decisiones que le permitan a la empresa aprovechar nuevas oportunidades y al mismo tiempo mantenerse firme en su propósito.

Durante este programa se busca sensibilizar a los participantes sobre la importancia de estar atentos a los cambios, de tomar decisiones que estén alineadas con la estrategia corporativa y de construir mecanismos de control y equipos que apoyen la implementación de los planes propuestos.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Dirigido a:

Directivos en diferentes niveles de todas las áreas funcionales de la organización.