Los Programas de formación outdoor combinan aspectos de exigencia personal, características emocionales y lúdicas, reflexión personal y feedback grupal permiten trabajar, tanto de forma individual como en equipo, competencias directivas en entornos singulares y en situaciones de incertidumbre.

A lo largo de las actividades se ponen a prueba las capacidades individuales al servicio del colectivo y se exploran los límites personales mediante la convivencia con otros profesionales.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp