La metodología del caso es la esencia de la formación de Barna Management School; es un método eficaz en el que el participante se adentra en situaciones empresariales concretas para asumir personalmente el protagonismo en las decisiones. Parte de que las mismas encierran siempre riesgo, del cual se debe ser consciente y estar dispuesto a asumir, sin poner en peligro innecesario el presente y el futuro de la empresa.

Saber alcanzar este punto de equilibrio requiere una ponderación de todos los factores de riesgo y de las oportunidades de negocio.

El método del caso concede el espacio para la aplicación de técnicas, herramientas y modelos, de forma que el proceso sea más sólido y eficaz y permita que las decisiones sean más rápidas y mejores. La mejora de los participantes dependerá del desarrollo de sus capacidades personales, además de las técnicas concretas que se pueden llegar a conocer a lo largo del programa.

¿Qué es el Caso?

 

El Caso es una descripción real de una situación empresarial compleja en la que los problemas, tanto explícitos como implícitos, son la resultante de una multitud de variables independientes. Se espera que el participante realice un análisis profundo de la situación y defina los problemas que en ella observa. A partir del análisis se deben proponer distintas líneas de acción, escoger aquella que parezca más oportuna y diseñar un plan realista para su puesta en práctica. El método del caso favorece el intercambio, acentúa la autoconfianza y fomenta la autoevaluación.

Oscar_Calderon_barna_metodologia

¿Por qué usar el Metodología del Caso?

 

Para conseguir el aprendizaje pleno de los conocimientos y que la formación del futuro directivo sea una preparación real al mundo del liderazgo y a los retos que supone saber dirigir, el método de la enseñanza debe ser interactivo y dinámico, y debe realizarse a través de un descubrimiento personal.
Método del Caso, es un modelo pedagógico que se fundamenta en el aprendizaje activo por parte del participante, “aprender haciendo vs. aprender escuchando”.

LA METODOLOGÍA DEL CASO LE PERMITIRÁ AL PARTICIPANTE

  • Tener un enfoque claro para entender una situación concreta.
  • Un enfoque claro de la situación total, así como de la específica.
  • Sensibilidad para interpretar las relaciones y las conexiones de todas las funciones y procesos de la organización.
  • La posibilidad de examinar y entender las situaciones de la empresa desde un punto de vista multidimensional.
  • Poder acercarse a los problemas como responsable que es del desarrollo de la organización.
  • Tener una orientación a la acción.
  • Entender los conflictos organizacionales.
  • Ser sensible ante las posibilidades.
  • Ser sensible a lo crítico.
  • Desarrollar la capacidad de tomar decisiones firmes.
  • Desarrollar su capacidad de convertir los objetivos deseados en programas de acción.
  • Habilidad para trabajar en equipo y la convicción de que obtener el compromiso y acompañamientos de sus colaboradores del personal es fundamental para el logro de objetivos.
  • Conocer los límites de la acción directiva.

 

 

Cart
  • No products in the cart.